Aviso Importante A Todos nuestros Clientes

Se acaba de aprobar, con aplicación prospectiva, la “Ley de Protección del Hogar” (Ley Núm. 195 de 13 de septiembre de 2011), con el fin de que todo individuo o jefe de familia domiciliado en Puerto Rico, goce de una protección que cobije la posesión y el disfrute de su residencia principal contra el riesgo de ejecución de esa propiedad.

Esta nueva ley establece que el derecho a hogar seguro es irrenunciable, y cualquier pacto en contrario se declarará nulo. Este derecho protege a la propiedad de embargo, sentencia o ejecución ejercitada para el pago de todas las deudas, excepto las deudas relacionadas con:

  1. en todos los casos donde se obtenga una hipoteca, que grave la propiedad protegida
  2. casos de cobro de contribuciones estatales y federales
  3. casos donde se le deban pagos a contratistas para reparaciones de la propiedad protegida
  4. casos donde aplique el Código de Quiebras Federal, en cuyo caso aplicarán las disposiciones de dicho Código.
  5. casos de préstamos, hipotecas, contratos refaccionarios y pagarés constituidos a favor de o asegurados u otorgados por la PRPCA, la SBA, la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda de PR, la Adm. Fed. de Hogares de Agricultores, la FHA, la Adm. de Veteranos y el Dept. de Desarrollo Económico y Comercio de PR; y las entidades sucesoras de los antes mencionados, así como a favor de cualquier otra agencia o entidad estatal o federal que garantice préstamos hipotecarios que se aseguran y venden en el mercado secundario.

Con esta nueva ley se aclara que la protección al hogar principal que la misma reconoce, no se extingue por la muerte del cónyuge (mientras el supérstite continúe residiendo la casa) y beneficia a sus ascendientes o descendientes dependientes mientras sean menores de edad y residan en el hogar. Tampoco se extingue por que el hogar se alquile como consecuencia de relocalización temporera, mientras no se compre otra propiedad para destinarla como residencial principal. En casos de venta, el tenedor del derecho tendrá 9 meses, a partir del momento de la venta, para invertir el dinero recibido en otra propiedad localizada en PR y para que ésta constituya su nuevo hogar seguro.

Este derecho se establecerá haciéndose constar en la escritura de adquisición de la propiedad y en los casos en que la propiedad ya ha sido adquirida con anterioridad, mediante el otorgamiento de un Acta ante Notario Público, donde se haga constar que la finca tiene carácter de hogar seguro, para que el Registrador de la Propiedad consigne tal carácter en nota marginal de la inscripción correspondiente. Toda presentación e inscripción en el registro de la Propiedad del derecho de hogar seguro estará exenta en su totalidad del pago de sellos y comprobantes. Se aclara que ninguna persona podrá designar más de una propiedad como hogar seguro y así hacerlo constituirá delito grave.

Aunque la dispone que el hecho de que una finca no esté inscrita en el Registro de la Propiedad o que el derecho a hogar seguro no esté inscrito o anotado en el Registro de la Propiedad, en nada afecta el derecho de hogar seguro que en ella tenga su propietario, aclara el procedimiento que hay que seguir para reclamarlo y los términos aplicables en esos casos.

Estimamos que esta nueva ley favorece a los individuos que se exponen a demandas y reclamaciones judiciales, particularmente aquellos que ejercen una profesión o negocio que por su naturaleza, se exponen a reclamaciones frívolas contra su patrimonio personal. A estos les recomendamos que en protección de sus hogares, consideren otorgar ante un Notario Público a la mayor brevedad, el Acta que menciona la ley.

Como siempre, estamos a sus órdenes para brindarles asesoramiento y asistencia con el particular.

ADVERTENCIA: La información que aquí se le brinda es con propósitos informativos solamente. Por tanto, la misma no debe interpretarse como una opinión legal. Si desea una opinión legal sobre éste o cualquier otro asunto que desee consultarnos, agradeceremos coordine una cita con uno de nuestros abogados llamando al 787-281-0707. Gracias

Contacto

Rivera & Fernández Law Offices

Postal:
PO Box 360764
San Juan, PR 00936-0764

Física:
Cond. AREY
#4 Calle México Suite 100
Hato Rey, PR

Tel: (787) 281-0707
Fax: (787) 281-0708
Email: info@rflawpr.com